miércoles, 24 de diciembre de 2014

Jordania – Así es el majestuoso Tesoro de Petra, Patrimonio de la Humanidad

El Tesoro de Petra en Jordania
El Tesoro de Petra en Jordania
Seguramente ni el propio Johann Ludwig Burckhardt era consciente de la majestuosidad de la ciudad perdida que quería descubrir.
Burckhardt fue el explorador suizo que en 1812 descubrió Petrapara los europeos.
Este suizo gran conocedor de la cultura árabe y un gran apasionado de las exploraciones, en su afán de poder ver laciudad perdida de la que hablaba en la zona de Oriente Mediodonde ahora se encuentra Jordania, llegó a convertirse al Islampara ganar la confianza de las tribus con las que vivía.
Cuando ya se hacía llamar Ibrahim ibn Abdullah fue cuando pudo ver por primera vez el Tesoro de Petra, el rincón más majestuoso de la que fuera la capital de los nabateos, civilización que se desarrolló al este de Palestina desde el siglo IV a.c. hasta el siglo I de nuestra era.
El Tesoro de Petra en Jordania desde el desfiladero Siq
El Tesoro de Petra en Jordania desde el desfiladero Siq
Cierto es que ahora, cuando visites Petra, no podrás tener la misma sensación de descubrimiento que tuvo Burckhart mientras recorría el Siq, el impresionante desfiladero de un kilómetro de longitud, con sus paredes de hasta 80 metros de altura, que te conduce hasta la ciudad perdida.
El trajín de turistas, caballos, burros, camellos y calesas te impide emular esa sensación.

Visita Tesoro de Petra

Pero cuando en una de las zonas más estrechas del desfiladero llegas a divisar la imagen del Tesoro de Petra, sentirás una gran emoción por llegar ante lo que seguro se convertirá en uno de los rincones que más recordarás de tu historia viajera.
La habilidad del guía que te acompaña para dirigir tus ojos en el momento más apropiado hacia el Tesoro de Petra, te ayudará a engrandecer esa emoción. Así al menos lo sentí en mi visita de Petra cuando Mahmud, el guía de nuestro grupo, propició que fuera una sorpresa encontrarte de repente ante su imponentefachada rosada.
Fachada del Tesoro de Petra en Jordania
Fachada del Tesoro de Petra en Jordania
El Tesoro (en árabe, Al-Khazneh) lo vislumbrarás entre las serpenteantes paredes del desfiladero, y a partir de ese momento, empezarás a hacer fotos con frenesí. Eso sí, con cuidado de no ser atropellado por alguna de las calesas o caballos que circulan con turistas por ese muy estrecho tramo del Siq.
Una vez llegues a la gran explanada que se abre ante la fachada del Tesoro excavada en la roca, te quedarás ensimismado ante su inmensidad (43 metros de alto y 30 metros de alto), y al igual que los numerosos turísticas que coincidirán en tu visita, dedicarás bastante tiempo a apreciar su belleza.
Ahí verás su gran tono rosado por los efectos de la oxidación sobre las rocas.
Turistas contemplando la fachada del Tesoro de Petra en Jordania
Turistas contemplando la fachada del Tesoro de Petra en Jordania
El Tesoro de Petra es una tumba real construida en el siglo I a.C. por los nabateos en estilo heleno, y hay muy diversas teoría sobrepor qué se llama tesoro.
Cuando disfrutas de la contemplación de este impresionante monumento, puedes ver que la fachada está dividida en dos plantas, en las que destacan sus imponentes columnas, seis en cada una.
En el interior, donde no puedes entrar, hay una sala vacía de doce metros cuadrados con un hueco en el suelo, parece ser que utilizado para rituales dedicados a los diversos dioses de los nabateos.
En la parte alta de la fachada destaca la emulación sobre la piedra de una glorieta central circular. Y en las paredes de toda la fachada encontrarás diversos relieves con figuras que no se encuentran en demasiado buen estado.
Fachada del Tesoro de Petra en Jordania
Fachada del Tesoro de Petra en Jordania
Acércate a la escalinata que hay ante la puerta, la cual está vallada. Ante la misma podrás ver a través de un hueco la entrada a una planta inferior de esta tumba real, descubierta en 2003 tras unas excavaciones.
La sedimentación del riachuelo que hasta el siglo XIX bajaba por el Siq no nos permite ver la verdadera dimensión de dicha fachada, lo que nos da una idea de lo mucho que queda por excavar para terminar de sacar a la luz toda la inmensidad de Petra.
Si quieres ver fachada iluminada por el sol, por su orientación tendrás que ir a muy primera hora de la mañana. Pero según atardece, los rayos del sol que chocan contra las paredes del desfiladero resaltan el tono fuertemente rosado de la misma.
Escrito por José Luis Sarralde on December 22nd, 2014 en http://guias-viajar.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario