miércoles, 8 de enero de 2014

Qué ver en… Sarajevo (Bosnia). 10 visitas imprescindibles

Asediada durante casi 4 años durante la Guerra de Bosnia, hoy Sarajevo lucha hoy por recuperar el estatus de ciudad multicultural que presumía de tener antes del conflicto de los Balcanes. Nosotros visitamos la capital de Bosnia y Herzegovina en verano de 2011 y nos sorprendió muy gratamente. Es una ciudad mucho más turística, elegante y moderna de lo que uno pueda pensar y, desde luego, tiene detrás mucha historia. Aquí os dejamos nuestra humilde lista de sugerencias sobre lugares que ver en Sarajevo. Como siempre; sin un orden concreto, con enlaces prácticos y ubicación en Google Maps.
1. Fuente Sebilj. Para situarnos en Sarajevo lo primero que debemos saber es que su casco antiguo recibe el nombre de Baščaršija. Esta palabra hace referencia al viejo bazar de Sarajevo, cuyos orígenes se remontan a la fundación de la ciudad en el s.XV por parte del Imperio Otomano. Por ello, escucharéis también que a esta zona se le llama Barrio Turco. Pues bien, si queréis estar en el centro neurálgico de Baščaršija, podéis empezar por visitar la plaza del mismo nombre. En el centro se encuentra la Fuente Sebilj, construida en madera y piedra en el año 1753. Desde allí puedes empezar tu visita a Sarajevo, dar de comer a las palomas o hacer compras en las tiendas abarrotan la plaza.
2. Mezquita Gazi Husrev Bey. En el casco antiguo de Sarajevo podemos encontrar edificios representativos de las principales religiones, motivo por el que se conoce a la ciudad como la “Jerusalén de Europa”. La Mezquita Gazi Husrev Bey, que debe su nombre a su principal benefactor, es el lugar de culto por excelencia para los musulmanes. Construida en 1531, es considerada como uno de los más bellos ejemplos de arquitectura otomana pese a haber sufrido numerosas restauraciones tras el Sitio de Sarajevo. Otras mezquitas preciosas y cercanas son la Mezquita Ferhadija, la Mezquita del Emperadoro la Mezquita Ali Pasha.
3. Catedral Ortodoxa. La Iglesia Ortodoxa Serbia es la segunda religión con más fieles en Bosnia, congregando aproximadamente a un 36% de la población (por debajo del 45% de musulmanes y muy por encima del 15% de católicos). Su principal templo es la Cathedral Church of the Nativity of the Most Holy Mother of God, finalizada en 1872 en estilo barroco. Menos importante, pero quizá más bella, es la cercana Old Orthodox Church of St. Archangel Mikhail and Gabriel, construida en 1730.
4. Catedral del Sagrado Corazón. No es, sinceramente, una de las catedrales más bellas que hayamos visto, pero no deja de ser un edificio imponente y de enorme relevancia en esta urbe multireligiosa. Consagrada en 1889, es el templo católico más importante de Bosnia y Herzegovina. Está construida en mezcla de estilos neorrómanico y neogótico. Aunque fue severamente dañada durante la guerra, vuelve a lucir completamente nueva tras largos años de restauraciones.
5. Sinagoga de Sarajevo. Cerrando el repaso a los edificios religiosos más importantes, nos encontramos con esta enorme sinagoga, construida en 1902. Hoy en día es uno de los pocos templos en Bosnia dedicados al judaísmo, una religión minoritaria en el país. También es conocida como Sinagoga Ashkenazi por su relación con los judíos asquenazíes.
6. Puente Latino. Construido en madera originalmente, y más tarde en piedra, sus orígenes se remontan a mediados del s.XVI. Sin embargo, si por algo es famoso este puente no es por su antigüedad, sino por haber sido testigo del asesinato a tiros del Archiduque Francisco Fernando, un hecho que desencadenó la I Guerra Mundial. Una placa recuerda el lugar exacto en el que Gavrilo Princip realizó los mortales disparos a escasos metros del puente. Si queréis profundizar en el tema, allí mismo podéis visitar el modesto Museum Sarajevo 1878 – 1918. Es pequeño y tiene muchas carencias (como textos sin traducción al inglés), pero alberga piezas y documentación de gran valor en torno al famoso atentado de Sarajevo.
7. Museo del Túnel de Sarajevo. Durante el dramático Sitio de Sarajevo (abril 1992 – febrero de 1996), el Ejército Bosnio, con la ayuda de voluntarios civiles, construyó un túnel de más de 800 metros para conectar la ciudad con el aeropuerto y poder así acceder a suministros básicos y armas. Muchos lo usaron también para huir de los bombardeos. Hoy en día sólo permanecen en pie 20 metros que podemos visitar en el Sarajevo Tunnel Museum. Está algo alejado del centro y la visita es breve, pero creemos que merece mucho la pena. Se llega en coche propio, taxi, tranvía + bus, o con tour guiado. Información detallada en Bokutravel.com. No muy lejos se encuentra el Parque Vrelo Bosne, del cual no podemos dar referencias directas, pero del que hemos leído opiniones muy positivas.
8. Biblioteca Nacional. Las huellas de la Guerra de Bosnia pueden verse todavía en numerosos edificios. Entre ellos, destaca sin duda el de Vijećnica, la Biblioteca Nacional -y antiguo Ayuntamiento- de Sarajevo. Durante nuestra visita aún estaba completamente en obras, pero se preveía su reapertura para principios de 2014. Pese a su estado de reparación, ya en 2011 pudimos admirar la inmensidad y la belleza de esta Biblioteca, que fue en su día la más grande los Balcanes. Fue construida en 1894 en mezcla de estilos, con predominancia del neoárabe.
9. Las colinas. Sarajevo está rodeada por varias lomas, desde las cuales fue bombardeada por el Ejército Serbio. Ver una ciudad desde las alturas siempre es interesante, y en el caso de Sarajevo lo puede ser aún más, ya que esconde varios rincones con mucha historia, como la Yellow Fortress, la White Fortress(ambas antiguas fortalezas) y los cementerios de AlifakovacKoševoKovači (el más céntrico y famoso) y el Antiguo Cementerio Judío de Sarajevo, segundo más grande de Europa tras el de Praga.
10. Museos. Aunque no pudimos visitar muchos más de los ya mencionados por falta de tiempo, os dejamos aquí algunas sugerencias de las que tenemos buenas referencias. Uno de los que nos hubiera gustado recomendar es el National Museum, pero según las noticias que hemos leído cerró sus puertas en septiembre de 2012 tras 130 años en activo. No hemos encontrado nada sobre una posible reapertura, pero sí sobre la creación de un nuevo museo, el Museo Nacional del Asedio de Sarajevo, financiado en parte por la ciudad de Barcelona. Los que sí siguen activos son el Historical Museum of BiH, el Jewish Museum, la Svrzo House o la Gallery 11/07/95, que abrió sus puertas un año después de nuestra visita. Con excelentes críticas en TripAdvisor, esta galería centra su exposición en la trágica masacre de Srebrenica.
Ver Qué ver en Sarajevo en un mapa más grande.

No hay comentarios:

Publicar un comentario