martes, 10 de septiembre de 2013

Cuba. Perlas Matanceras. Una botica del XIX, museo en el XXI

La botica francesa del Dr. Ernesto Triolet conserva los originales pomos de Sêvres, colocados en anaqueles de madera y clasificados en hornacinas con arcos de medio punto, talmentecomo si de un retablo se tratara. En ellos se guardan las sustancias con que se habrían de elaborar las fórmulas magistrales durante más de ochenta años. Las mismas que diariamente se anotaban en los libros de recetas que acabaron encuadernados en la imprenta ‘La Pluma de Oro’.
botica
Los doctores en farmacia Juan Fermín Figueroa, por la universidad de Madrid, y Ernesto Triolet Teliebre, por la de París, fundaron esta farmacia, dotada de los mejores instrumentos y herramientas de la época, en enero del 1882, ubicada en la actual Plaza de la Libertad de la ciudad cubana de Matanzas.
Este año tuvimos ocasión de visitarla y conocer de primera mano su historia, de boca deMarcia Brito Hernández, la directora y alma de este museo durante los últimos treinta y dos años. Porque eso es en la actualidad: el primer museo latinoamericano de farmacia.
El Gobierno Revolucionario nacionalizó la farmacia en 1963, dejando al frente a su hasta entonces propietario Ernesto Triolet Figueroa. En el 1964 se convertiría en Museo de Farmacia y Ernesto continuaría aún diez años más al frente. Falleció en 1979.
marcia
El que el último propietario lleve los apellidos de los dos fundadores no quiere decir que hayan sido matrimonio. Actualmente se empieza a tolerar las parejas gay y lesbianas y se debate sobre lo que podría ser, en un futuro próximo, el matrimonio homosexual, pero hasta la fecha no es posible en Cuba, pese a contar con activistas tan influyentes como Mariela Castro, hija de Raúl.
No, la historia de la familia Triolet Figueroa es totalmente tradicional y su explicación muy sencilla: Ernesto Triolet se casó con Mª Dolores Figueroa, hija de Juan Fermín, en 1891, después de enviudar de Mª Justa Figueroa, hermana del mismo, a la edad de treinta años.
En 1900, Triolet muere de pulmonía en París, donde participaba en la Exposición Universal, por cierto consiguiendo medalla con alguno de sus productos, y la Viuda, que era también doctora en farmacia desde 1886la primera de Cuba, se hizo cargo del establecimiento hasta 1909, año en que pasó a dirigirlo su sobrino Ernesto Valdés Figueroa. En 1915, al doctorarse el joven Ernesto, retoma la dirección con el nombre de Viuda de Ernesto Triolet e hijo.
interior
La madre muere en 1944 y continúa el hijo, prácticamente  hasta su muerte, como ya hemos contado. Ernesto tuvo dos hermanos, Celia, pintora, y Alfredo, médico. En la planta alta se conservan algunos lienzos de Celia.
Dicen que la conservación de esta joya, con sus probetas, pomos, matraces y alambiques, con sus recetas encuadernadas, con sus maderas barnizadas y sus vitrales estañados, se debe en gran medida a que no se hizo cargo el Ministerio de Salud Pública, sino Patrimonio.
Y éste es el título que lleva desde 2007: Patrimonio de Cuba. En 2008 recibió el Premio Nacional de Conservación y actualmente está propuesta para ser declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.
Ningún viajero que venga a Cuba y pase por Matanzas debería perdérsela.
plaza
Más información:
Blog de la Botica Triolé: boticatriole.blogspot.com.es
Turismo de Cuba: autenticacuba.com

Texto y fotos: Manolo Bustabad Rapa En www.expreso.info [09-09-13]

No hay comentarios:

Publicar un comentario