martes, 23 de julio de 2013

Camín de la Mesa, la ruta más natural para cruzar Asturias caminando

La propuesta de esta tradicional ruta, para disfrutar de la naturaleza y respirar el aire más puro, en una región tan completa y varia como es este Principado de Asturias, responde sobre todo a la idea de eludir los tópicos veraniegos más comunes, como el ‘sol y playa’ que podemos encontrar en tantas rías y caletas de esta tierra.
camin
Dejamos también destinos como el impresionante Parque Nacional de los ‘Picos de Europa’, con otra espectacular ‘entrada’ que cruza la cordillera Cantábrica por la cuenca del Cares, por ejemplo, y tantos atractivos quizá más nombrados, porque queremos rescatar para la memoria uno de los principales accesos de Asturias, viniendo de la Meseta, desde tiempos remotos: el Camino Real de la Mesa.
El título que hemos puesto no es una afirmación gratuita, puesto que para cruzar Asturiascaminando, de Sur a Norte, ésta es la ruta más natural. Además, una ruta de bajo esfuerzo y de menor riesgo. Aclaremos de entrada estos conceptos.
Justifiquemos lo de ‘bajo esfuerzo’. Se inicia este recorrido en el puerto que le da nombre, el de la Mesa, a 1.782 metros de altitud, y discurre por lo más alto de una sucesión de sierras y cordales sin bajar a los valles.
pinchar
Esto implica suaves pendientes, con tendencia general a descender, puesto que el final, en el Concejo de Grado, tiene su cota más baja a 30 metros sobre el nivel del mar, a orillas del Nalón.
Se trata, por tanto, de una ruta asequible para cualquier caminante, ya que no requiere gran preparación física (sobre todo haciéndola de Sur a Norte). Es adecuada para tres jornadas.
Porqué decimos también que es un camino de ’poco riesgo’ (este concepto hay que entenderlo con la visión de nuestros antepasados de hace 20 ó 30 siglos).
Sencillamente porque la altura de su trazado proporciona en todo momento al viandante una amplia visión del territorio circundante, con un control total de movimientos y la consiguiente capacidad de evitar encuentros peligrosos o no deseados.
Es necesario recordar aquí que estamos hablando de una ruta milenaria, en la que hallamos numerosos vestigios de las penetraciones romana y musulmana, cuyos comerciantes y ejércitos trataban de evitar las emboscadas en valles y desfiladeros. Pero ya mucho antes esta zona estaba habitada, como lo atestiguan los restos megalíticos y las pinturas rupestres de varias cuevas.
Para completar la presentación y la justificación del apelativo que le damos en el título, es preciso aclarar que esta senda también bordea dos espacios de gran valor ecológico: elParque Natural de Somiedo, que además es ‘Reserva de la Biosfera’, al Oeste y el Parque Natural de Las Ubiñas - La Mesa, al Este. Seguro que estamos de acuerdo en que más natural imposible.
apie
Aunque discurre por terrenos de cuatro municipios (entre Somiedo Teverga, según se entra desde la provincia de León, y entre Belmonte de Miranda y Grado, el resto), el Camín Real de la Mesa da nombre a una comarca que aglutina a diez Concejos que son, además de los citados, QuirósProazaYernes TamezaSanto AdrianoLas Regueras y Candamo, enumerados según su situación geográfica de Sur a Norte.
Usamos la preposición entre para indicar la posición, ya que el propio camino, al serpentear por lo más alto de esa auténtica espina dorsal que separa las dos cuencas fluviales más importantes de Asturias, la del Nalón hacia oriente y la del Narcea hacia el poniente, prácticamente delimita los términos municipales más que discurrir por ellos.
En esta ocasión, más que caminar, hemos hecho una aproximación a tan atractiva ruta, tratando de descubrir los aspectos interesantes de su entorno, para poder contárselo. Insistimos en lo de caminar, aunque también se puede realizar a caballo. Es cierto que en su mayor parte es accesible para un vehículo todo terreno, pero su utilización no es posible ya que el camino está destinado exclusivamente para uso ganadero.
camin
Texto y fotos: Manolo Bustabad Rapa y Pilar Alonso Canto

No hay comentarios:

Publicar un comentario