martes, 21 de mayo de 2013

Qué hacer cuando te pierden la maleta


Desafortunadamente, la pérdida de las maletas es una de las mayores pesadillas de los viajeros que utilizan el avión en sus desplazamientos. Y cada vez, es más y más frecuente, de hecho se estima que en el mundo se pierden diariamente unas 10.000 maletas y, aunque las aerolíneas se excusen diciendo que eso es sólo el 0,01% del total… lo cierto es que 10.000 maletas perdidas, son demasiadas maletas. Por ese motivo
- No facturar.- En primer lugar, siempre que sea posible, recomendamos, por supuesto, no facturar. Especialmente cuando volemos con compañías que cobran un suplemento por cada maleta facturada, aún sabiendo que dicha práctica es ilegal. Si nos es posible llevar todo nuestro equipaje con nosotros, teniendo en cuenta la nueva y absurda normativa sobre líquidos y artículos altamente peligrosos (que por otra parte, luego se pueden adquirir en las tiendas del aeropuerto sin ningún problema y transportar en el avión igualmente) será mucho mejor.
- Facturar lo mínimo.- Si no hay más remedio que facturar, lo mejor será llevar un bulto de mano bastante grande en el que se pueda guardar, una muda de ropa interior, un cepillo de dientes, los medicamentos y artículos de primeras necesidad (si es necesario en un envase del tamaño permitido), móvil, cargador, billetes de vuelta, documentación, todo el dinero, etc. Es decir, todo aquello que uno no quiera perder. En viajes de pareja o cuando hay suficiente confianza con los compañeros de viaje, se pueden intercambiar artículos en diferentes maletas. Es decir, meter un pantalón en mi maleta y otro en la maleta de mi acompañante y que él o ella haga lo mismo, de manera que si se pierde una maleta, en la otra hay material suficiente para “ir tirando” mientras el problema se resuelve.
- Informe por equipaje extraviado.- En el peor de los casos, cuando llegamos a la cinta de recogida de equipajes y nuestra maleta no aparece por ningún lado, ha llegado el momento de pasar a la acción. Lo primero es ir al mostrador de información y quejas de la compañías aérea con la que hemos volado. A continuación presentamos el resguardo de nuestro equipaje, que es esa especie de pegatina con un número de referencia que la azafata que nos factura, pega detrás del pedacito de billete que nos devuelven después de subir al avión. Por eso es imprescindible conservarlo hasta el final. Con ese resguardo la persona del mostrador rellenará un formulario que se llama PIR (Parte de Irregularidad de Equipajes) y nos asignará un número de incidencia con el que tendremos que reclamar incansablemente hasta que nos devuelvan la maleta. Es muy, muy importante que esto se haga inmediatamente, porque a pesar de que el plazo para reclamar es de entre 7 y 10 días, dependiendo de si el vuelo es internacional o doméstico, lo cierto es que cuanto más tiempo pase será más difícil localizar y recuperar el equipaje perdido.
- Los trucos.- En el informe habrá que identificar la maleta de la forma más pormenorizada posible (y si es posible adjuntar posteriormente, la factura de la maleta… si es que se conserva. Esto ayudará), también es positivo añadir a la maleta antes de facturarla nuestros datos, así como alguna marca identificativa, aunque se trate de un lazo verde con lunares. Y, sobre todo, tener la precaución de poner un candado… no porque esto garantice que no nos van a robar, sino porque al ser un estorbo puede disuadir a los ladrones, aunque sólo sea por pereza. Por último, comprobar si nuestro billete incluye algún tipo de seguro de equipajes con coberturas especiales.
- Indemnizaciones.- Si la maleta es localizada, la compañía tiene obligación de llevarla en mano a donde el propietario le indique. Mientras tanto, las indemnizaciones recogidas por la ley (Ley de Navegación Aérea y Real Decreto 37/2001, así como el Convenio de Montreal de 1999) no alcanzarán una cantidad superior a los 1.100€ en vuelos internacionales y de 560€ en nacionales. Eso como máximo, porque suelen dar una cantidad establecida diaria, durante los 3 primeros días, con la que uno no podrá comprar más que unos calcetines y un cepillo de dientes. Por lo que recomendamos guardar todos los recibos de compra y posteriormente reclamar con estos, si es preciso ante la policía directamente o el defensor del consumidor.
- Importante.- Para recuperar la maleta hay que estar constantemente encima, llamar varias veces al día o ir directamente al aeropuerto a pedir explicaciones, porque las compañías suelen ser muy poco empáticas con esta circunstancia. Sin embargo, en el caso de los pagos, tanto por los artículos “de primera necesidad” aunque la cantidad sea ridícula, como por la pérdida definitiva del equipaje, hay que reclamarlos como piden los niños las cosas a sus padres… cada diez minutos volver a insistir, porque la tónica general es jugar a cansar al pasajero hasta que éste desista y se olvide. Así se ahorran un buen dinero al cabo del año. Que a nadie le de vergüenza ser pesado o no conseguirá nada de nada.
  • Paloma Gil
  • 7/7/2011 15:21  - Actualizada el 15/3/2012 10:31

No hay comentarios:

Publicar un comentario