lunes, 31 de mayo de 2010

Un día en el mercado de Rissani. La vida al borde del desierto

Ladera abajo, al Sur del macizo más oriental del Gran Atlas en Marruecos, avanzamos junto al cauce del río Ziz. El río avanza, pintando de un verde brillante, las cada vez más áridas tierras que nos van acercando al Sahara, entre palmerales y pequeños asentamientos.




Finalmente el agua es tragada y desaparece entre la arena y la roca en la pequeña población de Rissani.

Aquí desde épocas remotas es parada imprescindible en las rutas comerciales trans-saharianas, donde las caravanas del Sahel descargaban parte del oro y esclavos.

Actualmente los días de mercado (Martes, jueves y domingo) el zoco se convierte en punto de encuentro de una gran parte de la población de la región, una autentica fiesta de colores, olores, sabores y texturas inundan al visitante, sumergiéndole en un mundo desconocido, entrando de lleno en la cotidianidad de un pueblo que conserva con orgullo su tradición como última escala comercial entre la civilización y el Gran desierto.




El sol se filtra entre los tejadillos que protegen el zoco, creando un escenario casi irreal. Desde el amanecer van instalando los primeros puestos. Sacos enteros de especias de colores imposibles, son abiertos y distribuidos entre los mercaderes.



Llegan camiones repletos de Sandías, naranjas, cocos, dátiles…; algunas mujeres desempolvan y colocan en los estantes artículos de artesanía, forja, latón, cobre, plata y joyería en otro callejo vemos la gran exposición de alfombras de diferentes formas, tamaños y dibujos.

Un olor a cuero recién curtido llena el oscuro callejón que nos lleva a una zona repleta de diminutas tiendas. El cuero teñido de color verde lima dando forma a “pufs” cuadrados, pompones amarillos cosidos cuidadosamente a unos frágiles y suaves guantes fucsias. Estantes desbordados de las tradicionales “Adidas bereberes”, las babuchas amarillas, con las suelas de goma de neumático reciclado.



La llamada a la oración del muecín nos anuncia el mediodía. Llegamos a la parte del mercado donde se compra y vende animales: cabras, gallinas, ovejas… y finalmente el gran mercado de los burros, auténtico medio de transporte y carga habitual en la zona. Entramos en un enorme prado repleto de de cientos de burros y algunos hombres hablando y negociando.

Una tetera en el fuego en cada rincón, en cada puesto o tienda: el imprescindible té a la menta para empezar, o cerrar cualquier transacción.


Un humeante Tajin de pollo nos hace recuperar las fuerzas. Mientras, llegan nuevos carros, camiones cargados de mercancías, filas de burros con niños montados y guiados por gentes que viven a decenas de kilómetros. Un señor tuerto me guiña su ojo sano mientras descarga bombonas de gas, lanzándolas, como si se tratara de las mismas sandías que por la mañana llegaron al mercado. Cada momento en Rissani es una experiencia.

martes, 25 de mayo de 2010

LA SONRISA DE LAS GEISHAS

LA SONRISA DE LAS GEISHAS: "

Por delante...



Y por detrás...


Encontramos estas jóvenes geishas en el barrio de Gion en Kyoto. Tal vez eran aprendizas, las llamadas maiko. Las seguí unos metros hasta preguntarles en japonés si podía hacerles alguna foto. El “onegai shimas” (por favor) de la occidental curiosa fueron las palabras mágicas, tal como me había dicho mi amiga Aventurer@. Se pararon amablemente y posaron con paciencia, creo que aprovecharon para escrutarme y saciar su curiosidad conmigo, mientras yo miraba maravillada por el objetivo.



Su maquillaje blanco impoluto destacaba sus rostros perfectos, sus pómulos y labios carnosos. Eran preciosas, con una belleza de otro tiempo. Llevaban moños con el pelo empolvado, adornado con flores y colgantes. Los kimonos de seda tenían un cinturón ancho abultado en la espalda, que llamaban obi, y calzaban sandalias de madera con calcetines blancos. El maquillaje formaba un dibujo en la parte de atrás del cuello, mostrando el verdadero color de la piel. Era uno de los múltiples detalles de su cuidado atuendo.



Por la noche volvimos a encontrarlas. Estaban en un restaurante, acompañando a sus clientes trajeados. La escena podía verse perfectamente porque era un segundo piso, la habitación estaba iluminada y los paneles de madera descorridos. Primero los vimos cenando sentados. Luego una geisha tocó el shamishen, una especie de laúd tradicional del s.XVI. Otra geisha bailó con un abanico, con movimientos lentos. De su figura destacaba el gran moño negro, y el kimono de anchas mangas.



Había leído que cada vez era menos frecuente ver geishas, que era un oficio en extinción; apenas quedaban unas cien en la ciudad de Kyoto, y unas mil quinientas en todo Japón. La crisis económica del país en los años 90, los altos precios de los kimonos (que pueden llegar a costar hasta 10.000 euros) y los cambios en la sociedad japonesa eran las principales causas. Las jóvenes dan la espalda al oficio de geishas y prefieren otras opciones de la vida moderna. Pero las sonrientes y misteriosas geishas que encontré no pensaban así.


© Copyright 2010 Nuria Millet Gallego

"

lunes, 24 de mayo de 2010

El pueblo de los negros y la música Gnaoua.

En los límites de Marruecos, junto a la frontera Argelí nos encontramos en las puertas del gran océano de arena: el Sahara. Desde Merzouga contemplamos las dunas gigantes del Erg Chebbi, se trata de una cadena de dunas de arena fina que puede alcanzar los 170 m de altura y que parece haberse separado de una duna mucho mayor que está al otro lado de la frontera.

Más allá el infinito, o como se puede leer en un cartel de ZagoraTomboctou 52 días en camello” y una flechita pequeña apuntando al Sur.


Casi al final de la carretera llegamos por fin a nuestro objetivo: el pueblo Khamlia, entre Merzouga y Taouz. En la zona es conocido como “el pueblo de los negros”.

Efectivamente. Al bajarnos del coche nos encontramos con gentes de tez muy oscura, más propia de regiones del África negra. Todavía más, pues el contraste de la arena blanca, las blancas construcciones de sus casas en el poblado, y sobre todo las túnicas blancas acentuaban el contraste.

Preguntamos por los músicos y varios niños nos condujeron a una casa de barro con tres estancias. Amables, hospitalarios y sobre todo siempre sonrientes se presentaron los músicos, nos ofrecieron unos tés, nos enseñaron su casa y nos presentaron a su familia.

Dentro de una de las estancias pudimos ver varias fotos de conciertos que habían echo y se ofrecieron a interpretar algunos temas que habían compuesto, a lo que accedimos de buen gusto.

En el exterior de la estancia y con el fondo del Gran Sahara nos sentamos en unos cojines que nos prepararon, con una mesita, tés y algunos frutos secos y dátiles.

Salieron con sus trajes tradicionales y varios instrumentos antiguos de cuerda (Pequeñas guitarras con tres cuerdas y una especie de arpa) y percusión, (Yembés, crótalos...).

Esta música trata de poner al que la escucha en trance, con un ritmo pegadizo y contagioso. Su tono agridulce le acerca al blues. Los crótalos empiezan a marcan el ritmo y a continuación la percusión de los yembés le va siguiendo de manera desenefadada y alegre, el ritmo crece cada vez mas hasta sumergirte en el.

No nos pudimos negar a bailar con ellos y mimetizarnos por un momento con el sol y la arena que nos rodeaba y nos empequeñecía.


De repente uno de ellos cogió de uno de los platos unos pocos frutos secos y los tiró frente a nosotros y silbó fuerte, en medio segundo aterrizo una paloma (blanquísima) y se puso a seguir el rimo de la canción moviendo la cabeza y las patas. Se nos quedaron los ojos como platos al ver como la paloma seguía toda la canción como si fuera una coreografía ensayada mil veces, parando justo cuando el músico callaba y arrancándose de nuevo justo al seguir tocando de nuevo.


Al finalizar firmamos en un libro de visitas donde otros viajeros ponían sus comentarios y experiencias. Nos despedimos del grupo. Nos dijeron que se llamaban “Les pigeon du Sable” … La palomas de arena.


De www.traveltu.com

Texto de Miguel A. Benito

Fotos de Miguel A. Benito



viernes, 21 de mayo de 2010

El Palacio de Hellbrunn y sus juegos acuáticos

El Palacio de Hellbrunn y sus juegos acuáticos continentes

En Salzburgo podremos encontrar todo el encanto de una ciudad austriaca tradicional, donde los rastros del esplendor de siglos pasados nos sorprenden a cada paso. Un claro ejemplo es el del Palacio de Hellbrunn, destacado no sólo por el lujo de sus edificaciones, sino por los juegos de agua que tiene en sus jardines.


Este palacio data del año 1612, cuando el príncipe-arzobispo de Salzburgo, Markus Sittikus von Hohenems mandó construir su residencia veraniega. El derroche de agua era signo de ostentación como pocos por entonces, y por ello, aprovechando los manantiales del cercano monte Hellbrunn, es que hace 400 años este palacio deleita a los que lo visitan con sus juegos de agua.


Si miras la foto y encuentras este sitio familiar, estás en lo cierto: fue utilizado como parte de las locaciones del film de “Sonrisas y Lágrimas” – originalmente The Sound of Music – , y por ello se incluye al palacio de Hellbrunn dentro del tour. Si viste el film, recordarás las escenas en la que los niños y su institutriz bailan en los jardines del palacio. Pero es un sitio tan encantador que bien vale la pena recorrerlo aún fuera del tour.


En el jardín encontramos grutas, figuras movidas por el impulso del agua, y chorros ocultos que despiertan las risas de los sorprendidos visitantes.


Así, entre fuentes, esculturas que mojan sorpresivamente a los visitantes y grutas con figuras de madera que se mueven accionadas por el agua para representar pequeñas escenas, se destaca el teatro mecánico, con más de cien figuras móviles movidas por un mecanismo hidráulico que representan una escena de una ciudad.


La visita al palacio incluye muchos otros rincones muy especiales, aquí te dejamos el sitio web oficial para que te informes antes de viajar a conocerlo.


Vía: Clarín Viajes

La Cueva de los Verdes en Lanzarote

La Cueva de los Verdes en Lanzarote continentes


La maravillosa isla de Lanzarote encierra misterios que merecen ser descubiertos, por ello mientras te das prisa en buscar tus vuelos baratos a Lanzarote, descubre uno de ellos: la Cueva de los Verdes.


Esta cueva es producto de un sistema de tubos subterráneos de seis kilómetros de longitud que hallamos en esta isla volcánica, que se conoce como los jameos y son unos de los tubos volcánicos más largos del mundo. Así, han dado lugar a la formación de esta cueva.


La Cueva de los Verdes se ubica al norte de la isla y al sur del volcán Monte de la Corona. Su origen se debe a que tras la erupción de un volcán hace aproximadamente 5.00 años, una corriente de lava atravesó otra de distinta densidad, y por efecto de la combustión de gases, entre otras causas, se formaron los tubos y esta cueva tan peculiar.


El nombre se debe simplemente a que las tierras donde se encuentra la cueva pertenecieron a la familia Verde alguna vez. Estas cuevas sirvieron además de refugio a los habitantes de la zona ante el asedio de corsarios berberiscos, que periódicamente aparecían por la isla.


Desde la década del 60’ se ha iluminado el interior de la cueva para que pueda ser visitada. Así, hallaremos un auditorio, rincones denominados a sala de las estetas, la garganta de la muerte o la puerta mora, todo ello al interior de las cuevas.


Sin dudas, se trata de un sitio intrigante que podrás visitar cuando estés por Lanzarote. Muchos tours ofrecen la visita, y también aquí puedes obtener más info.


Vía: Wikipedia


"

jueves, 20 de mayo de 2010

Desde la India. El ascensor sauna

El hecho de poner la temperatura en el ascensor ya es un aviso de que mejor que no pases mucho rato en su interior. Si le ponemos un reloj ya tenemos una sauna…



de todas formas, podemos considerar 36 grados como algo incluso fresco comparado con los 40 grados que se alcanzan estos días en la calle…

"

En Pompeya se organizan excursiones nocturnas para ver frescos eróticos

En Pompeya se organizan excursiones nocturnas para ver frescos eróticos: "

En Pompeya se organizan excursiones nocturnas para ver frescos eróticos continentes


La ciudad de Pompeya, enterrada bajo las cenizas del Vesubio en el año 79 A.C., sigue asombrando con la riqueza de lo que era por entonces su vida cotidiana. En este caso, se han descubierto frescos en los muros de lo que era un baño público, para encontrar imágenes que ruborizarían al más liberal de los contemporáneos.


Esta zona especial podrá ser recorrida por el turismo en horario nocturno, bajo visitas guiadas que desde luego, son sólo para adultos. Estas termas fueron encontradas hace ya varias décadas, pero hasta ahora estaba prácticamente restringida la visita de público.


Sorprenden de este espacio varias cuestiones. En principio, estos baños normalmente era para hombres o mujeres, pero este caso era la excepción: incluso la zona de vestuarios era compartida, y de hecho las escenas eróticas ilustran los compartimentos donde cada quien dejaba sus cosas. Hay quienes afirman que era una forma de que cada quien recuerde dónde había dejado lo suyo.


Esta terma en particular estaba por fuera de los límites de la ciudad, y de hecho una parte estaba por ser confiscada antes de la erupción del volcán, por pertenecer a terrenos públicos. Por ello es que hasta ahora, escapaba del itinerario de los tours.


Se supone además por su ubicación, que aquí concurrían los navegantes que desembarcaban en el puerto cercano, y que por algunos centavos iban a la terma a relajarse y a encontrar algo de “compañía”.


Este tipo de pases nocturnos especiales deben ser reservados con antelación, para conocimiento de los interesados en formar parte de ellos.


Las estaciones del metro de Moscú, el secreto mejor guardado

Las estaciones del metro de Moscú, el secreto mejor guardado: "

Las estaciones del metro de Moscú, el secreto mejor guardado continentes


La capital rusa tiene muchos encantos y puntos de interés para el visitante, pero no hay que olvidarse de visitar las majestuosas estaciones de metro de la ciudad.


Si bien la idea de un metro de Moscú es anterior a la Revolución Rusa, no fue sino hasta 1935 que se inauguró la primera línea. La Estación Kropotkinskaya pertenece a esta primera línea, y se destaca por el techo de arcos en forma de estrella de cinco puntas, y las paredes y columnas de mármol, reciclado de la derrumbada catedral de Cristo Salvador.


Otras estaciones como la Ploshad Revolutsii o la Mayakovskaya, tienen ilustraciones realizadas en sus techos, que representan imágenes socialistas, con soldados, campesinos y demás.


Párrafo aparte merece la estación Komsomolskaya (foto), que cuesta creer que se trata de una simple estación de metro y no de un palacio, por sus frisos, sus columnas, sus impresionantes techos ornamentados, sus mármoles y vitrales.


También vale la pena tener en cuenta las estaciones de Novokuznetskaya, Kievskaya, Krasnye Vorota y Park Kultury.


El metro permanece funcionando de 5,30 de la maña a la 1 de la madrugada, y hay que evitar las horas punta porque son utilizadas por millones de personas cada día.



Las estaciones del metro de Moscú, el secreto mejor guardado continentes

Guía del Camino de Santiago: prólogo

Guía del Camino de Santiago: prólogo: "

Camino de Santiago



Desde Diario del Viajero queremos sumarnos a la intención y esfuerzo de todos aquellos que se han propuesto peregrinar a la tumba del apóstol en este Año Santo, preparando una Guía del Camino de Santiago.



Como cada vez que el día de Santiago (25 de julio) cae en domingo, este 2010 es un año especial. A los miles de viajeros que se echan normalmente al Camino, debemos sumar aquellos que esperan algo más de este propósito. Movidos por promesas, esperanzas, razones espirituales, deportivas o turísticas, este año las rutas hacia Santiago estarán más transitadas que de costumbre.



Nuestra Guía del Camino de Santiago espera colaborar con los propósitos de cada uno aportando información que nos ayude a comprender la trascendencia de éste, uno de los itinerarios de viaje más antiguos y con raíces más significativas desde hace siglos.



Haremos juntos un Camino a través de las diversas rutas, parajes y elementos del patrimonio cultural que se levantan a su vera. Pero también haremos un Camino a través del tiempo, rescatando la historia, los valores, misterios y curiosidades con que se fueron tapizando los kilómetros de rutas a lo largo de los siglos.



No descuidaremos, además, nuestra visión práctica para que nuestros lectores viajeros puedan armar su mochila con nuestro consejo y salgan al Camino con algunos trucos sabidos.



¿Has hecho el Camino? ¿Tienes fotos? Súbelas a nuestro grupo en Flickr para ilustrar las entradas de nuestra guía.



Esperamos que nuestra Guía del Camino de Santiago no se acabe con nuestras entradas, sino que se enriquezca con el aporte de nuestros lectores viajeros que sumen su granito de arena, para hacer entre todos un Camino inolvidable.



Foto JL.Cernadas en Flickr

En Diario del Viajero Camino de Santiago

"

Los peores conductores del mundo

Los peores conductores del mundo: "

En una reciente encuesta sobre los peores conductores del mundo aparecen en las tres primeras posiciones los siguientes paises:


1. ITALIA.


Con el 12,7 % de resultado aparece este país que en mi viaje de hace aproximadamente un mes, hablando con un italiano en Turín me corregía al hablar de señales de tráfico.


No son limitaciones de velocidad, son sugerencias...”


Significativo para hacerse una idea de lo en serio que se pueden tomar estas señales.


2. INDIA


Hombre, recién llegado de allí no estoy de acuerdo, debería de ser el número 1 del ránking!!!!


Aquí va un video que grabé del taxista intentando cruzar una autovía de dos carriles en cada sentido…



Aquí tenéis otro, que aunque no lo grabé yo, se aprecia el respeto que hay hacia las normas viales…



3. China


Otro país que he “disfrutado” de la conducción local. Aquí os muestro un video me grabé cuando el taxista intentaba cruzar un paso de peatones.



Y otro extra que corre por la red de una conductora impaciente. O si no al tanto al video…


"

Sistemas anti-incendios en la India

Sistemas anti-incendios en la India: "

En mi pasado viaje a la India paramos en una gasolinera. Me llamó la atención el sistema anti-incendio que tenían.



Gran sistema. Es un sistema redundante, es decir, podemos atender a 6 fuegos a la vez. No necesita mantenimiento ni revisiones. El único problema es que hay que tener cuidado con mantener el agua en los recipientes puesto que a 40 grados a la sombra no se lo que debe de durar la misma. Quizás por eso, en esta gasolinera todos los recipientes estaban vacios… Si por el contrario hay que buscar la fuente para llenarlos, yo no la encontré.

"